El gobernador de la provincia, Miguel Lifschitz, presidió este lunes en la municipalidad de Reconquista, la reunión de la junta de Protección Civil. En la que se analizó la situación en torno a la emergencia hídrica en el norte santafesino.

“Este año, como todos los años desde que me tocó gobernar Santa Fe, lo arrancamos con precipitaciones intensas. E inundaciones en distintos lugares de la provincia. Tuvimos años en los que se afectaron casi todos departamentos. Hubo otros años con afectaciones parciales en en algunas regiones. Y este año nos tocó en el norte de Santa Fe, San Javier y San Justo con precipitaciones muy intensas”, explicó el gobernador.

“En dos meses cayeron casi 900 milímetros, que es lo que llueve en un año. Y esto ocurrió de manera similar en otras regiones como Chaco y Santiago del Estero. Cuyo desagüe natural es la provincia de Santa Fe”.

Trabajo

“Trabajamos en la emergencia, acompañando el esfuerzo de las autoridades locales y las instituciones. Atendiendo a familias evacuadas, cubriendo la demanda social que se produce en estos casos. Y las obras propias de una emergencia. Y en estos años también pudimos avanzar mucho en la planificación y en la conformación de comités interjurisdiccionales. Con provincias vecinas, situación que antes no existía”, continuó el gobernador.

Compromiso

Lifschitz comprometió el acompañamiento sostenido de la provincia “con alimentos, con toda la asistencia social que se requiera, con las máquinas y todos los implementos que sean necesarios para seguir atendiendo la emergencia. Vamos a reforzar la ayuda y también vamos a solicitar un apoyo nacional económico de refuerzo de partidas para los municipios y las comunas afectadas por las inundaciones o por las lluvias de estos últimos dos meses”.

“Ratificamos, también, nuestro compromiso con los productores que han sido afectados. Hemos declarado la emergencia, hemos solicitado la declaración de emergencia nacional y a partir de hoy ya está operativa, en el sitio web del Ministerio de la Producción, la sección para hacer el trámite de declaración de emergencia para todos los productores. Nuestro equipo del Ministerio está recorriendo los departamentos, acompañando y asistiendo a todos los productores afectados para que puedan recuperarse lo más rápido posible”, concluyó.

Por su parte, el intendente de Reconquista, Enrique Vallejos, comentó que la reunión sirvió “para tener un estado de situación de la emergencia agropecuaria que lleva ya semanas de trabajo constante”.

“Evaluamos prioridades, el plan de trabajo a seguir y algunas propuestas de obras que podrían ayudarnos a aliviar el lugar que hoy tenemos más afectado, que es el callejón de la cortada”, afirmó.


 
 
 
 
 
Fuente: Gobierno de Santa Fe