El gobierno de Santa Fe informó que fueron detectados unos 60 canales construidos "fuera de regla", por lo que inició causas judiciales para identificar y multar a los responsables.

El secretario de Recursos Hídricos de Santa Fe, Nicolás Mijich detalló, "que actualmente la provincia tiene oficialmente 30.000 hectáreas regadas por canales; sin embargo se detectaron muchos que están fuera de regla". Precisó, "que son 60 los canales ilegales detectados que fueron judicializados para identificar a los responsables y exigirles el cierre de los mismos con una multa que va de 4.000 litros a 400.000 litros de gasoil".

Según el funcionario santafesino, "los problemas entre productores terminan afectando a la infraestructura pública y a los cursos principales de agua que son responsabilidad de la Provincia".

En declaraciones a Radio2-Rosario, indicó que cuando se producen inundaciones "se hacen visibles estos problemas que evidencian más fácilmente las obras clandestinas".

Finalmente dijo "que en las últimas inundaciones se perdieron unas 300.000 hectáreas productivas y hemos solicitado a las municipalidades y comunas información sobre obras clandestinas para abordar la problemática".

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Fuente: El Litoral