La investigación comienza por el mes de agosto, a cargo de la misma policía de Santa Fe. En donde daba cuenta que una persona que pertenecía a la misma institución provincial  hacía periódicos traslados desde Rosario donde prestaba servicios, hasta Reconquista donde tenía su familia, informó el juez.

“Con un trabajo conjunto entre la fuerza provincial y la fiscalía federal  comenzaron las tareas de seguimiento. Observación, intervenciones telefónicas y escuchas directas. En virtud de las escuchas directas se estableció que se iba a realizar un traslado de estupefacientes por parte de estos policías. Por esta razón, los interceptaron en el cruce de la ruta 11 y 98 cerca de Vera. Se les incautó un trozo compacto de cocaína de más de un kilo“, detalló el Dr. Aldo Alurralde.

Se procedieron a realizar diez allanamientos en distintos domicilios de Reconquista y dos en Rosario. Y se secuestró más cocaína, armas, municiones, se secuestró una moto y otro vehículo que se utilizaba para cometer delitos. Se les imputó de distribución y comercialización de estupefaciente. Resultaron detenidas diez personas,8 masculinos y dos mujeres.

Investigación

Por otra parte la PDI santafesina informó que uno de los aprehendidos era investigado desde agosto de 2018. Secuestraron armas de fuego, dinero y estupefacientes. Dos de los detenidos son policías y fueron pasados a disponibilidad. En total son diez las personas a disposición de la Justicia. Interviene el Juzgado Federal a cargo del Dr. Alurralde.

Agregando que “Esta madrugada personal de la Policía de Investigaciones (PDI) de Rosario detuvo a dos policías en Vera y otras ocho personas en procedimientos que incluyeron la ciudad de Rosario. El operativo se realizó en un control vehicular y está enmarcado en una causa por tráfico de estupefacientes que lleva cerca de ocho meses. Se realizaron múltiples allanamientos en Rosario y Reconquista. Desde el Ministerio de Seguridad, encabezado por Maximiliano Pullaro, destacaron las tareas de investigación desarrolladas por los efectivos policiales“.

Operativos

Durante las primeras horas de ayer, personal de la Dirección de Narcocriminalidad de PDI, detuvo a dos personas en un control vehicular a la altura de Vera. En el desenlace de una investigación que viene del año pasado.

Los efectivos policiales desarrollaron pesquisas tras las sospechas que implicaban a un policía en una red de distribución de estupefacientes en Reconquista. A raíz del material recolectado durante estos, como escuchas telefónicas directas, en las últimas horas llevaron a cabo un seguimiento al auto del policía identificado como Eliel S., de 29 años.

En el operativo aprehendieron otro sujeto, también miembro de la Policía, llamado Ariel Q., de 24 años. Secuestraron material estupefaciente, dinero en efectivo, dos armas de fuego con sus respectivos cargadores, una computadora, pendrive y otros elementos de interés para la causa.

En la investigación que dirige la Dirección de Narcocriminalidad de PDI intervino el Juzgado y Fiscalía Federal de Reconquista. En consonancia con el procedimiento, ordenaron la realización de dos allanamientos en Rosario y siete en Reconquista.

Allanamientos

En la ciudad de Rosario, fueron diligenciados para calle Maipú al 700, donde secuestraron una pistola Bersa calibre 22, con cartucho en recamara y nueve en el cargador; cuarenta cartuchos 9mm; cuarenta cartuchos calibre 22 largos; tres balanzas de precisión; una caja fuerte; material estupefaciente; un automóvil Fiat; documentación y elementos de interés para la causa. Además, fueron puestos a disposición de la Justicia, Guillermo L., presunto distribuidor y Laura C. El restante se llevó a cabo en Pje. Quintanilla al 600 con resultados negativos.

En Reconquista se realizaron dos requisas en Constituyentes al 1100, donde decomisaron recortes de nylon y material estupefaciente; cuatro celulares; una motocicleta; dinero en efectivo y tres personas fueron puestas a disposición de la Justicia, Yesica F., Walter G., y Yesica F.

Los otros operativos se dieron en Barrio Luján, secuestraron dos celulares, una balanza de precisión, dos notebooks y un cuaderno con anotaciones. En Pasaje 45/47, requisaron una pistola Bersa calibre 22, cargador con diez cartuchos intactos, una caja con 63 proyectiles calibre 22, dos celulares, material estupefaciente. Además, fueron puestos a disposición de la Justicia dos personas, Fernando G., de 29 años y Tomás G., de 20 años.

En Urquiza al 200, secuestraron una motocicleta y quedó a disposición de la Justicia Orlando A. En San Lorenzo al 800, secuestraron un celular y fue aprehendido Leonardo G y en calle Brown al 1000, hubo resultados negativos.

 
 
 
 
 
Fuente: SIN MORDAZA