El formoseño Gildo Insfrán consiguió una nueva reelección, igual que el puntano Alberto Rodríguez Saá. Entre los fueguinos Rosana Bertone y Gustavo Melella la puja terminaría definiéndose en una segunda vuelta la semana próxima. Con estas cuatro derrotas, el gobierno de Mauiricio Macri suma trece en lo que va del año.

El apagón masivo que dejó a todo el país sin luz, salvo a Tierra del Fuego, alteró esta mañana el comienzo de las elecciones en las provincias afectadas. El Gobierno que arrancó mal el día tampoco pudo sonreir al final de la jornada.

Se sabía que José Corral, candidato de Cambiemos, no aspiraba más que al tercer puesto en Santa Fe. El triunfo de Perotti multiplica el impacto de la derrota.

El electo gobernador santafesino encabezó una boleta que reunió a todos los sectores del peronismo y la unidad dio sus frutos: ese partido volverá al gobierno que perdió a manos del socialismo hace 12 años. 

El festejo a priori no fue completo porque la elección a intendente de Rosario, que se anticipaba pareja, terminó a favor de Pablo Javkin, un radical asociado al socialismo en el Frente Progresista. El peronista Roberto Sukerman advirtió la ventaja es exigua y hay gran cantidad de votos observados por lo cual es preciso aguardar al recuento definitivo.

Insfrán superó con amplitud a Adrián Bogado y se aseguró un séptimo mandato como gobernador. El candidato apoyado por el gobierno nacional se planteó el objetivo de acumular una cantidad de votos que lo dejara bien posicionado para tratar de llegar a la gobernación en 2023. No terminó muy bien parado.

La incógnita planteada en San Luis por la pelea entre los Rodríguez Saá quedó despejada ya al promediar el escrutinio: Adolfo reconoció rápidamente su derrota y su hermano Alberto le ganó a Claudio Poggi, el candidato de Cambiemos, y consiguió su reelección.

En Tierra del Fuego el ganador definitivo recién estaría la semana próximo: Melella, intendente de Río Grande, le sacó ventaja a la gobernadora Bertone pero en principio no llegaba a superar el 50 por ciento de los votos necesarios para consagrarse en la primera vuelta. Juan Felipe “Pipo” Rodríguez, candidato del PRO y la UCR, quedó muy lejos.

 

 

 

Fuente: Pag12