Song Zangxuan, director ejecutivo de la compañía ZGZ NHH Ltd, quien diseñó el producto, señaló que “a diferencia de los airbags de los automóviles, que se despliegan después de una colisión, el cinturón inteligente se activa con anticipación para brindar protección”.

El dispositivo se activa gracias a un microgiroscopio que detecta las inclinaciones peligrosas. “Según nuestros datos, un anciano cae al suelo en 0,3 segundos, por lo que el cinturón debe activarse en 0,18 segundos”, finalizó Zangxuan.

 

 

Fuente: Ambito Financiero.