La gerente del FMI, Christine Lagarde, consideró que en Argentina "el programa (económico) tal como está, está funcionando y que ha estabilizado la economía y en particular la situación financiera". 

Al analizar la situación actual, Lagarde indicó que "empezamos a ver resultados en números y tenemos todas las razones para creer que la situación se revertirá en términos de crecimiento en el segundo trimestre de 2019". 

"De modo que sabemos que ésta es una fase difícil que los argentinos están atravesando, pero, saben, está funcionando. El programa realmente avanza desde un buen punto de partida desde la perspectiva de la estabilización y ahora es cuestión de mantenerlo, logrando resultados día a día hasta que se revierta la situación, algo que creemos debería ocurrir en el segundo trimestre de 2019, cuando deberíamos ver una caída significativa de la inflación, donde deberíamos ver el comienzo del crecimiento y el final de la contracción", agregó.

"El punto más alto de la crisis quedó atrás. Creo que todavía la situación va a ser dura durante los próximos meses, ya saben, tres o cuatro meses, y luego un giro", agregó la directora del FMI.

Ante los medios argentinos, Lagarde remarcó que se podrían desembolsar más fondos si la Argentina así lo requiere: "nosotros siempre tenemos la capacidad para acomodarnos, y lo hemos demostrado". 

Al ser consultada sobre la posibilidad de que la ex presidenta Cristina Kirchner pueda imponerse en las elecciones del año próximo, señaló: "Nuestro foco es la economía y la gente, nuestro foco no es una representación política en particular. Pero en todas las circunstancias, lo que esperamos es apropiación y la determinación de conseguir resultados bajo términos económicos sólidos".

 

 

 

 

Fuente: Crónica