El submarino con 44 tripulantes a bordo se perdió el miércoles 15 de noviembre de 2017 en el golfo de San Juan, en el Atlántico meridional, cuando se dirigía a una base naval en Mar de Plata.

Un año después, la máquina fue hallada a 800 metros de profundidad y a unos 600 kilómetros de Comodoro Rivadavia, donde estaba el centro de las operaciones de búsqueda.

En la carta enviada por el Secretario de Estado Vaticano, Cardenal Pietro Parolin, afirmó que el Papa Francisco “renueva su ofrecimiento por el eterno descanso de los 44 tripulantes fallecidos”.

“Al mismo tiempo que desea manifestar su afecto y cercanía a sus familiares y demás seres queridos, y a toda la familia naval que lloran su pérdida y esperanza”, agregó.

El Santo Padre “sabe bien del profundo dolor y tristeza que sigue presente en sus corazones y por ello pide continuamente en su oración para que el Señor los conforte y les de serenidad y esperanza. Los anima también a seguir unidos y a ayudarse mutuamente, manteniendo siempre viva la memoria de aquellos que dieron su vida en servicio a los demás”.

Junto con pedir oración por su persona y ministerio, el Papa Francisco encomendó a las familias a la intercesión de la Virgen María e impartió su bendición apostólica.

Al encontrarse de viaje, el Obispo Castrense de Argentina, Mons. Santiago Olivera, difundió un mensaje a través de twitter en el que expresó: “En nuestro obispado, no pocas veces rezamos por los caídos en cumplimiento del deber en actos de servicio”.

“Hoy están muy presentes nuestros marinos del ARA San Juan. ¡Gracias por la vida entregada por la Patria! A sus familias entereza y gratitud. No olvidamos”, finalizó.

Homenajes al ARA San Juan

El 16 de noviembre se realizará una Misa en la Catedral Metropolitana de Buenos Aires. En la ocasión se reunirán familiares, amigos y funcionarios de las fuerzas armadas.

Luego, se elevarán globos en la Plaza de Mayo y habrá una exhibición de un documental dedicado a los tripulantes del ARA San Juan. 

 

 

 

 

Fuente: ACI Prensa