El laboratorio chino Sinopharm publicó en la revista científica The Lancet que su vacuna contra el coronavirus consigue una amplia respuesta inmunitaria, incluso en personas mayores de 60 años. Así lo indicó después de un ensayo a gran escala en Pekín, del cual participaron 1.192 personas de todas las edades.

La candidata de Sinopharm es una de las que se prueba en el país, a través de un ensayo que dirige la Fundación Huésped y la Fundación Vacunar, en el que ya fueron inoculados con la vacuna (o el placebo de solución fisiológica) al menos 500 voluntarios. El estudio en Argentina durará 12 meses y planean a reclutar a 3.000 voluntarios mayores de 18 años con buen estado de Salud.

Ahora, el avance compartido en The Lancet es que en los menores de 60 años se generaron anticuerpos entre 14 y 28 días. En los mayores de 60 años obtuvieron la inmunidad en 42 días.

Esta vacuna china introduce el virus cultivado en un laboratorio y posteriormente se inactiva, por lo que deja de ser infeccioso. Esta estrategia de “vacuna inactivada” es el más similar a las vacunas clásicas como la de la gripe, el sarampión o la rabia. Como efecto secundario, solo mostró dolores y fiebre leve.

En la actualidad, esta canidata de Sinopharm se encuentra en fase III de investigación en diferentes países. Es una de las más avanzadas, según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Fuente: Ámbito