Las esperanzas de que masivas campañas de vacunación contra el covid-19 comiencen antes de fin de año se vieron reforzados este lunes luego de que la empresa británica AstraZeneca, asociada con la universidad de Oxford, anunciara que su candidata tiene una eficacia media del 70% y, en algunos casos, del 90%, según resultados provisionales de ensayos clínicos a gran escala en Reino Unido y Brasil.

Aunque los resultados parecen menos alentadores que los de competidores como Pfizer/BioNTech y Moderna, cuya eficacia supera el 90%, la vacuna británica tiene algunas ventajas que probablemente harán que sea el producto que llegue antes a los países menos desarrollados.

Por un lado, la vacuna utiliza una tecnología más tradicional, lo que hace que sea menos costosa y más fácil de almacenar, sin necesidad de mantenerla en temperaturas muy bajas.

Por otro lado, a diferencia de la vacuna Pfizer-BioNTech, la vacuna experimental de AstraZeneca ya es parte de Covax, la iniciativa global que espera distribuir unas 2 mil millones de dosis a 92 países de ingresos bajos y medios a un costo máximo de 3 dólares por dosis.

Como parte de la iniciativa, AstraZeneca anunció durante el verano que pondría a disposición 1.300 millones de dosis de la vacuna al costo de producción para garantizar que el producto no quede solo en las manos de los países más ricos.

Pascal Soriot, director ejecutivo de la firma farmacéutica, dijo el lunes que la cadena de suministro más simple de la vacuna de Oxford y el compromiso de AstraZeneca de proporcionarla sin fines de lucro durante la pandemia significaban que sería asequible y disponible para personas de todo el mundo.

Para América Latina, la vacuna será producida por el laboratorio argentino mAbxience en un proyecto en conjunto con México. El el 13 de este mes el médico y principal accionista de este laboratorio, Hugo Sigman, dijo que estaba “a dos semanas de empezar la producción” y adelantó que el AstraZeneca “le ha encargado a mAbxience un mínimo de 150 millones de dosis y un máximo de 250 millones de dosis, ad referéndum de que los estudios clínicos den resultados positivos y la vacuna sea aprobada por las agencias regulatorias correspondientes, incluida la ANMAT”.

 

span style="font-size: 12pt;" />Al igual que hizo con la Argentina, AstraZeneca realizó diversos acuerdos en India, China, en Europa, en Rusia para producir 3.000 millones de dosis de vacunas durante el próximo año a ese precio no profit.</span></p> <p><span style="font-size: 12pt;">S"gún el acuerdo Covax, el Serum Institute of India producirá mil millones de dosis con licencia de AstraZeneca para la India y los países de bajos ingresos con el objetivo de producir 400 millones de dosis para fin de año.</span></p> <p><span style="font-size: 12pt;">Inclu"o antes de que se anunciaran los resultados provisionales de los ensayos de fase 3 de la vacuna, se sugirió que el gobierno indio seguiría rápidamente cualquier autorización de uso de emergencia emitida por el gobierno del Reino Unido para otorgar su propia autorización de uso de emergencia.</span></p> <p><span style="font-size: 12pt;">“Hemos com"nzado a fabricar el producto”, dijo el director ejecutivo del Serum Institute, Suresh Jadhav, durante el fin de semana, y agregó que el instituto podría producir dosis de 50 a 60 millones de la vacuna candidata desarrollada por AstraZeneca y la Universidad de Oxford todos los meses a partir de enero, con entre 80 y 100 millones de dosis ya producidas.</span></p> <p><span style="font-size: 12pt;">AstraZeneca ha d"cho que solicitará de inmediato la aprobación temprana de la vacuna cuando sea posible, y buscará una lista de uso de emergencia de la Organización Mundial de la Salud, para que pueda hacer que la vacuna esté disponible en países de bajos ingresos.</span></p> <p><span style="font-size: 10pt;"><em>Fuente: Infobae</e"></span></p>""