196166 nacionales

Organismos de derechos humanos, agrupaciones políticas y vecinos del barrio Centenario de la capital santiagueña escracharon anoche al represor Antonio Musa Azar, condenado cuatro veces a perpetua por delitos de lesa humanidad y por el denominado doble crimen de La Dársena, y ahora beneficiado con prisión domiciliaria.

 

Encabezados por la agrupación HIJOS, los manifestantes llegaron a la puerta de la casa donde se encuentra Musa Azar para advertir allí a los vecinos que "al lado de su casa está viviendo un asesino" y asegurar, con cánticos, que "como a los nazis les va a pasar, adónde vayan los iremos a buscar".

En medio de un fuerte dispositivo de seguridad, a cargo de efectivos de la policía provincial, los manifestantes pudieron llegar y expresar su malestar a pocos metros de la casa del represor, ubicada en avenida Moreno y Andes. Musa Azar cumple cuatro penas a prisión perpetua, tres de ellas por crímenes de lesa humanidad cometidos durante la última dictadura y otra por los asesinatos de las jóvenes Leyla Nazar y Patricia Villalba.

"La prisión domiciliaria con la que se benefició a un genocida como Musa Azar, que fue condenado cuatro veces a prisión perpetua, constituye un atropello a la sociedad, los derechos humanos y una clara violación a tratados internacionales", dijo Francisco Figueroa, representante de HIJOS. El dirigente dijo que "hoy se benefician a los genocidas, atacan las políticas de derechos humanos y se niega la existencia de los 30 mil desaparecidos en la última dictadura militar" por lo que los organismos de derechos humanos deben continuar "con el reclamo de Justicia".


Fuente: SM - Página 12


Su servidor no soporta flash players o javascripts, use por favor cualquiera de los siguientes links
Publi Horizonte Digital

Formulario de acceso