Para que la provincia acepte esa metodología, la Casa Rosada propone financiar obras por otros 54 mil millones.

Finalmente, la provincia recibiría sólo bonos como parte de pago de la deuda de coparticipación federal que mantiene la Nación con Santa Fe. Desde el inicio se dijo que no habría dinero en efectivo; en su defecto, se planteaba como alternativa cancelar la acreencia a través de dos conceptos: títulos públicos y obras. Pero según pudo saber El Litoral, la financiación de obras públicas surgió como iniciativa de la Nación a cambio de que Santa Fe aceptase como único medio de pago la emisión de bonos.

Sobre la base de estos ejes giró la reunión que el último viernes mantuvieron en la Casa Rosada el gobernador Miguel Lifschitz y los ministros del Interior, Rogelio Frigerio; y de Economía, Nicolás Dujovne. La conversación ingresó en una instancia decisiva. Según dijo el propio mandatario provincial, para bien o para mal, esta semana vencerá el plazo que se autoimpusieron las partes para darle un cierre a la extensísima negociación.

Montos y conceptos

Según confiaron fuentes oficiales a este diario, la Nación ya definió qué monto le reconocerá como deuda a Santa Fe. Como se informara, a valores históricos, ese valor ascendía a 22 mil millones de pesos. Pero las últimas actualizaciones efectuadas por la provincia superaron esa cifra en más de dos veces. Hace casi un año, cuando Santa Fe ofrecía -de manera insólita- un plan de pago que incluía dinero en efectivo y bonos, se había estimado la deuda en 50 mil millones. A la fecha, la última actualización ya eleva ese monto a los 54 mil millones. De ese total, el gobierno central acepta reconocer 31.900 millones de pesos que, como se dijo, cancelaría de manera total mediante la emisión de títulos a doce años, con tres de gracia.

Fuente: El Litoral


Su servidor no soporta flash players o javascripts, use por favor cualquiera de los siguientes links
Publi Horizonte Digital

Formulario de acceso