Una empresa local selló ayer un acuerdo con una firma estadounidense que apunta a masificar y bajar los costos de un test desarrollado en Rosario que permite, mediante una técnica no invasiva, detectar anomalías genéticas en el feto a partir de la novena semana de gestación, como así también conocer el sexo del niño por nacer.

La empresa Heritas destacó que el test Vision (test prenatal no invasivo – NIPT), validado por la empresa estadounidense Illumina, líder en el mercado de genómica, no tiene ningún tipo de riesgo para el feto.

El estudio puede detectar Síndrome de Down y otras patologías, incluyendo las causas de pérdida de embarazo más frecuentes. Se realiza por medio de una muestra de sangre y “lo puede pedir el obstetra ante alguna sospecha de problema en el feto“, indicó el doctor en Biología Molecular y cofundador de Heritas, Martín Vázquez.

También resaltaron que dichas pruebas se realizarán en el mercado local y latinoamericano y permitirá que accedan al mismo mujeres embarazadas “en condiciones económicas muy favorables, tanto para el sector público como privado de la salud”.

Desde Heritas indicaron que el test “permite realizar estudios de tamizaje de carácter no invasivos en embarazadas, para determinar alteraciones cromosómicas en el feto sin ningún tipo de riesgo para el mismo”.

La empresa rosarina especializada en genómica clínica, de capitales locales, apunta a “un alto estándar de innovación, calidad y servicio en el tema, posicionada hoy desde Rosario a nivel internacional”.

 
 
 
 
 
 
 
Fuente: SIN MORDAZA-LC

Su servidor no soporta flash players o javascripts, use por favor cualquiera de los siguientes links
Publi Horizonte Digital

Formulario de acceso