La familia del menor es oriunda de Arocena. Tras ser picado por el alacrán, el niño fue trasladado al Samco de Barrancas. Allí recibió el antídoto y luego fue derivado a un centro de mayor complejidad en la ciudad de Coronda.

No obstante, el cuadro empeoró, por lo que el bebé debió ser internado el pasado sábado en el hospital de Niños “Orlando Alassia”.

Allí permaneció los últimos días pero, lamentablemente y pese al esfuerzo de los médicos, este viernes se produjo su deceso.

 

 

 

 

 

 

 

 

Fuente: El Litoral


Su servidor no soporta flash players o javascripts, use por favor cualquiera de los siguientes links
Publi Horizonte Digital

Formulario de acceso