Un policía que prestaba servicios en la Agencia Provincial de Investigación sobre Trata de Personas en la zona norte santafesina quedó detenido por orden del juez penal Gonzalo Basualdo en el marco de una causa que investiga el abuso a una adolescente de 17 años en la ciudad de Reconquista.

El magistrado tomó la resolución luego de una audiencia imputativa realizada en los Tribunales de Reconquista en la cual el fiscal Aldo Gerosa le atribuyó a policía Héctor Adrián P., de 40 años, los delitos de "privación ilegítima de la libertad y abuso sexual agravado con acceso carnal en perjuicio de una menor de edad". Los mismos delitos le atribuyó al coimputado, el camionero Juan Pablo M., de 25 años.

Los detnidos llegaron a la audiencia imputativa tras un acuerdo entre el fiscal Gerosa y el defensor Rodrigo Chapero, quienes determinaron que ambos imputados permanezcan con prisión preventiva domiciliaria en la localidad de Intiyaco, 354 kilómetros al norte de la capital provincial, en el departamento Vera, de donde son oriundos.

Encerrada

El caso salió a la luz cuando la madre de la joven denunció en la Unidad Regional IX de Reconquista que su hija había sido privada de su libertad y obligada a mantener relaciones sexuales con dos hombres entre el 29 y el 30 de abril.

Fuentes del caso indicaron que la víctima había mantenido una relación amorosa con el camionero pero la misma había concluido por decisión de la menor. Sin embargo, el 29 de abril ambos se reencontraron y ante la negativa de la chica a reiniciar la relación, el imputado la trasladó hacia la casa del policía.

En el interior de la propiedad la chica fue obligada a mantener relaciones sexuales con ambos y encerrada por varias horas "bajo amenazas con el arma reglamentaria del policía", indicó una fuente.

Finalmente la joven fue obligada a subir al móvil de la Agencia de Trata de Personas a cargo del policía imputado y llevada hasta su barrio, donde la abandonaron advirtiéndole que "no contara nada de lo que había sucedido".

Con la evidencia del caso, el 9 de mayo la Justicia ordenó allanar la residencia del policía Héctor Adrián P., en la Manzana 9 Casa 159 del Barrio 314 Viviendas; y una propiedad de Sarmiento al 500 donde paraba el camionero Juan Pablo M.

El fiscal Gerosa, según el portal "reconquistahoy.com", espera ahora los resultados de la pericia a los celulares de los involucrados, los exámenes psicológicos de la víctima y los imputados, los análisis sobre el material biológico incautado y el levantamiento de rastros en los vehículos. En ese sentido, trascendió que en el patrullero que llevaron a la menor había cabellos que denotan su presencia, además de la grabación del móvil que coincide con el movimiento y la hora que dio la menor sobre su liberación.

Esa prueba da crédito a lo dicho por la menor, quien contó que luego de ser violada por ambos dentro de la finca del policía, la trasladaron en el móvil oficial hasta cerca de su casa.

Respecto a que ambos acusados sigan bajo arresto domiciliario, el fiscal Gerosa contestó que "el peligro procesal se neutraliza sacándolos de Reconquista y enviándolos a sus casas de Intiyaco, además los teléfonos están secuestrados. Estarán con el padre uno de ellos y el otro con su familia". Por su parte el defensor Gabriel Baucero resaltó "la actuación objetiva del fiscal al acordar la prisión domiciliaria sin plazo".

Tras conocerse el caso, la directora provincial de la Agencia de Trata de Personas, Jorgelina Aguirre, desplazó a la cúpula de la Agencia Norte de la repartición y puso en funciones a Analía Ocampo como jefa para "reactivar e impulsar" nuevas investigaciones.

 El camionero Juan Pablo M. es uno de los detenidos.

 

Fuente: La Capital


Su servidor no soporta flash players o javascripts, use por favor cualquiera de los siguientes links
Publi Horizonte Digital

Formulario de acceso