Ante el rival más débil del torneo, Argentina hizo lo que debía hacer: subrayó la diferencia de nivel al máximo. La Selección brilló y superó 4-1 a Bolivia, con goles de Lionel Messi (dos), Alejandro Gómez y Lautaro Martínez. Saavedra descontó para los conducidos por César Farías. Así, la Albiceleste se adjudicó el Grupo A de la Copa América y jugará en cuartos de final ante el cuarto de la Zona B: Ecuador.

La Albiceleste salió a jugar sin subestimar a su adversario. Haciendo correr el balón sobre el césped, con mucha movilidad, rotación, siempre con Messi como eje, y Alejandro Gómez y Correa como socios principales. Bolivia buscó presionar alto para dificultar la salida, pero al mismo tiempo ofreció espacios, que Argentina aprovechó rápidamente.

Después de 15 años, Argentina ganó en Bolivia

Y Argentina dejó el campo con muy buenas sensaciones. El capitán Lionel Messi cumplió su partido N° 148 con el combinado nacional para quedar en soledad como el jugador con más presencias en la historia de la Albiceleste. Además, con sus dos goles, suma 75 y está a dos del récord de Pelé como máximo anotador de los seleccionados sudamericanos. Una nueva zanahoria para un competidor insaciable, que de todas maneras tiene como máxima ambición ganar su primer torneo con la casaca de su país a nivel mayores.

Tras quedarse con el Grupo A con 10 puntos, Argentina jugará su partido de cuartos de final el próximo sábado 3 de julio a las 22 ante Ecuador en el Olímpico Pedro Ludovico de Goiania.