Argentina llegó a la final de la Copa América con el corazón en la mano y con la emoción a flor de piel. Con Messi con el tobillo sangrando, con el ingresado Di María a pura gambeta para hacer renacer al equipo y con Dibu Martínez siendo el rey león en la definición por penales. Tras el emotivo 1 a 1, desde los doce paso la albiceleste se impuso 3 a 2 y el sábado irá por la gloria cuando choque con el local Brasil.

El primer tiempo fue luchado, friccionado, de pierna fuerte, pero eso no impidió que el peligro de gol merodee las dos áreas. Argentina pegó primero con una gran maniobra colectiva, que en tres toques terminó agitando la red cafetera. Gio Lo Celso habilitó al vacío a Messi, la Pulga controló la pelota y tras el giro la cedió limpita para la entrada nítida de Lautaro Martínez, que conectó de derecha con un tiro bajo cruzado que venció a Ospina para poner arriba a los de Scaloni.

 

La albiceste logró ser efectiva en el inicio y eso generó que Colombia tenga rápido la obligación de ir a buscar la igualdad. Los cafeteros acusaron recibo y aceleraron. Dibu Martínez le tapó una arremetida a Cuadrado. Luego Barrios disparó de afuera y tras el desvío en Lo Celso la pelota dio en el palo izquierdo del arco argentino. De inmediato el gigante Yerri Mina ganó en las alturas y su cabezazo le hizo un chichón al travesaño. Otras vez los palos le hicieron un guiño al equipo de Scaloni.

3-2 en penales: para Argentina anotaron Messi, Paredes y Lautaro Martínez y falló De Paul. Dibu, el héroe, atajó tres.

Y en el final de la etapa inicial el centro con rosca de Messi fue a la cabeza de Nicolás González, pero el testazo chocó con la humanidad de Ospina, que desvió al córner.

En el inicio de los segundos 45 minutos ingresó Montiel por Molina. Y enseguida Paredes tomó la posta de Gio Lo Celso, de buen primer tiempo. Argentina cedió el terreno y la pelota y Colombia creció en volumen de juego y profundidad.

Y producto de la supremacía cafetera llegó el lógico empate. Argentina se durmió de manera increíble, Luis Díaz le comió la espalda a Montiel y Pezzella, perforó por la izquierda y clavó la igualdad.

Scaloni mandó a la cancha a Di María como un revulsivo. Angelito estuvo impecable para acelerar y dejar de cara al gol y sin arquero a Lautaro Martínez. Pero el Toro se nubló y le apuntó a la única camiseta amarilla que cerraba con desesperación en el arco desguarnecido y que evitó la conquista.

Di María, otra vez fantástico, habilitó a Messi y el Diez ya con sangre en el tobillo izquierdo sacó el remate que dio en el palo de Ospina.

El 1 a 1 no se movió. El pase a final se definió en los penales, donde el más efectivo fue Argentina, con los reflejos de Dibu Martínez. Messi con el tobillo maltrecho dio la cara en la definición y ahora el Diez va por el título que merece como nadie.

Síntesis

1 (3) Argentina: EMILIANO MARTINEZ 10; Nahuel Molina 5 (45' Gonzalo Montiel A 4), Germán Pezzella A 4, Nicolás Otamendi 5 y Nicolás Tagliafico 6; Rodrigo De Paul 5,5, Guido Rodríguez A 5,5 y Giovani Lo Celso A 6 (55' Leandro Paredes 5); Lionel Messi 7, Lautaro Martínez 6,5 y Nicolás González 5 (66' Angel Di María 7).

DT: Lionel Scaloni (4-3-3).

1 (2) Colombia: David Ospina 6; Daniel Muñoz A 4, Yerry Mina 5, Davinson Sánchez 5 y William Tesillo 4 (45' Frank Fabra A 5); Juan Guillermo Cuadrado A 5), Wilmar Barrios A 5, Gustavo Cuéllar 4 (45' E. Cardona A 6) y Luis Díaz 8; Rafael Santos Borré 4 (45' Yimmi Chará 5) y Duván Zapata 4 (59' Miguel Borja A 5).

DT: Reinaldo Rueda (4-4-2).

Estadio: Mané Garrincha (Brasilia) / Arbitro: Jesús Valenzuela (Venezuela) 4.

Goles: 6’ L. Martínez (A) 61’ L. Díaz (C).