La rosarina Yanina Martínez hizo su debut en los Juegos Paralímpicos de Tokio 2020, con una muy buena performance en la carrera de 200 metros (T36) en la que finalizó segunda en su heat y tercera en la general, para meterse en la final y en la pelea por las medallas que tendrá lugar apenas inicie este domingo: a las 00.10 (por DeporTV y el canal de Youtube de Paralympics). Así, la campeona paralímpica de Río de Janeiro 2016 en 100 metros, quedó muy bien posicionada de cara al podio de esta prueba que también oficia de gran antesala a la de 100, su especialidad.
 
Yani apareció en el Estadio Olímpico de Tokio por el carril 4, y promediando la mitad de la prueba se ubicó en el lote de arriba. Ya en el sprint entraba tercera, pero una de las competidoras que la precedía se cayó y la rosarina terminó segunda. Más allá de la sonrisa y la alegría (un clásico en ella), inmediatamente se acercó a su compañera a intentar ayudarla. Toda una representación de los valores olímpicos.
 
 Yani Martínez levanta los brazos celebrando para la televisón y el canal oficial de los Juegos.
 
La atleta del club Río Negro, entrenada por Martín Arroyo, fue segunda en su serie con un tiempo de 30.97 segundos y de manera se clasificó a la final en el tercer lugar, logrando también su mejor marca de la temporada. Esta vez sólo estuvo por delante de ella la neozelandesa Danielle Aitchison (30.12). En el segundo heat se impuso una de las candidatas, la china Yiting Shi (29.37).
 
 
La rosarina, quien disputa sus terceros Juegos Paralímpicos, asumirá su prueba estrella, los 100 metros, el martes desde las 23.15, en semifinales. Si vuelve a meterse en una definición tendrá que ir por la medalla el miércoles a las 7.10. Cuando consiguió aquella medalla dorada de Río 2016 hizo historia: hacía 20 años que Argentina no se subía a lo más alto del podio en unos Juegos Paralímpicos.
 
En tanto en la noche de este viernes otro rosarino se presentó en Tokio 2020. Pipo Carlomagno corrió los 100 pecho de natación adaptada (SB 6) con un tiempo de 1:27.53 minuto, quedó quinto en la serie, 10° en la general y fuera de la final. Sin embargo, para él, esta era una prueba de transición, para seguir en ritmo, sin más aspiraciones. El viernes fue diploma olímpico en 200 combinados (S7) y este domingo irá por todo en la espacialidad en la que pretende ser medallista dorado: los 100 espalda (S7).
 
Desde las 21 en Argentina Pipo tendrá su serie clasificatoria. La final está programada para el lunes a las 5. Carlomagno, que es el N° 1 del ránking mundial en esta prueba. A los 27 años pretende cerrar sus segundo Juegos Paralímpicos (quizás los últimos), a lo grande.
 
Fuente. La Capital