Según aseguró a NORTE, el vocal de la Administración Provincial del Agua (APA), Gustavo D’Alessandro, el Instituto Nacional del Agua prevé para el 7 de septiembre una altura de 1,51 metros en el hidrómetro de Barranqueras, y 1,20 metros para el 14 de septiembre, continuando la tendencia bajista. Ayer el registro fue de 1,16 metros.
 
Este contexto causa problemas, entre ellos, la dificultad de que la navegación continúe dinamizando la economía chaqueña.
 
 
 
Gustavo D’Alessandro, vocal de la Administración Provincial del Agua.
Es que según expuso a este medio Roberto Benítez, titular del puerto de Barranqueras, hace más de un año la carga en barcazas se encuentra suspendida por el bajo nivel del río. El calado no resiste la navegación, aún con los esfuerzos realizados por el dragado.
 
 
 
 
Cabe recordar que el número de registro actual del río cercano al 1,20 metros se da tras dos meses en que la marca no superaba el metro. Sin embargo, todo indica que el nivel volverá a descender a niveles críticos si las precipitaciones no ayudan.
 
‘Si aumenta el nivel el riacho, al menos a 1,70 metros creo que podrá empezar la actividad, al menos de las areneras que hoy no pueden trabajar porque no da el calado para que ingresen.
 
 
Roberto Benítez, administrador del puerto de Barranqueras.
Si aumenta un poco más luego, podrá incorporarse la operación de barcazas de combustible, y otras actividades que se agregarán de forma paulatina”, indicó Benítez.
 
En este marco, agregó que hoy la actividad portuaria se reduce a logística terrestre, en camiones y ferrocarril.
 
“Según la información que manejamos en octubre habría mejores márgenes, pero la naturaleza no siempre es predecible”, expresó.
 
De esta manera, hay un amplio sector productivo que espera que ocurran precipitaciones en las altas cuencas del río Paraná.
 
 
span style="text-decoration: underline;" />  Fuente:</span> Diario Norte </div> </div>"