La ministra de Educación de Santa Fe, Adriana Cantero, consideró que el paro anunciado por el gremio de los docentes de las escuelas públicas “es una medida desproporcionada”, y aseguró que la política salarial para los docentes provinciales “es claramente la mejor del país''. Y además advirtió que si los docentes no aceptan la propuesta de aumento escalonado "el gobierno no tendría porqué comenzar a pagar".
 
La relación entre la Asociación del Magisterio de Santa Fe (Amsafé) y la administración del gobernador Omar Perotti venía tensa, pero esa situación se profundizó aún más a partir del rechazo del gremio a la oferta de aumento salarial del 17% en tres etapas (10 octubre, 5 en diciembre y 2 en enero de 2022) que las autoridades elevaron esta semana.
En respuesta a la propuesta, la entidad gremial lanzó un paro de 24 horas para el miércoles y otro de 48 para la semana siguiente. Y gobierno respondió este jueves con el anuncio de que descontará los días no trabajados a los docentes que adhieran al paro.
En declaraciones al programa “Todos en La Ocho”, la ministra de Educación también le respondió a los representantes de Amsafé: “Cumplimos con las actas paritarias y con los acuerdos para analizar con los docentes cómo seguimos en los últimos tres meses del año. Cuidamos el salario frente al avance de la inflación”.
En ese sentido, agregó: “Además del 52% de aumento que se les ofreció, está la inversión de la provincia en el Boleto Educativo y en el Boleto Educativo Rural, que aporta una mejora indirecta porque evita que los docentes inviertan en el caso de los urbanos entre un 3 y 4% de su salario, y en el caso de los boletos rurales mucho más. Todo eso es mejora del rendimiento del salario de los docentes, dado que ese beneficio no lo tienen otros trabajadores”.
 
“Ratificamos el derecho constitucional a huelga. Pero nada evita que los días que no se trabajan no se paguen. Ratificamos nuestra política salarial para todos los sectores. Si los docentes no la aceptan, no tendríamos que pagarla. Supongo que esas cosas habrán sido evaluadas por quienes no sólo rechazaron la oferta sino que cortaron la presencialidad que tanto esfuerzo costó recuperar”, subrayó la titular de la cartera educativa.
 
Fuente: La Capital